top of page

Pollo a la portuguesa, por Rosa

Actualizado: 10 mar 2022

Se hizo desear, pero sabía que iba a pasar. Estaba en duda lo que fui a buscar a Córdoba, lo que esperaba desde hacía exactamente un año. El almuerzo estaba tambaleando, pero yo tenía la intuición de que cuando termináramos de ordenar la casa de Villa Alpina, desde Córdoba Capital iba a llegar ese mensaje de WhatsApp que confirmase que Rosa tomaría el mando de la cocina y no dejaría huérfano al menú del medio día.

Pollo a la portuguesa

Justo cuando nos estábamos subiendo al auto, para recorrer una hora de camino en bajada por las sierras, el mensaje llegó. “Mi abuela dijo que va a cocinar, que va a hacer un almuerzo sorpresa”, fue la frase de Andrea que me permitió respirar aliviado y saber que, además de tener una historia para contar, iba a comer rico. Me subí al auto, pregunté si podía fumar y prendí un habano. Fumé tranquilo y, en búsqueda de otro desafió, instigué a Fernando a que en el medio a de camino hiciésemos una parada para comprar algún producto local. Pero esa es otra historia.


Al llegar al cordobés barrio Talleres y ver el Changomas local, Rosa nos abrió la puerta de casa y nos recibió con un beso. Si bien estaba ansioso, antes de conocer el menú, le pedí que nos muestre sus plantas. Rosa, como mi abuela Lala, es de esas personas que quieren y cuidan a sus plantas, y a su patio o jardín.


Ahora que lo pienso, esa casita cordobesa me lleva de manera virtual a la de mi abuela, en el porteño barrio de La Paternal. Macetas originales e improvisadas por todos lados, plantas muchas y la ropa tendida, me depositan enseguida en el PH de María Esther Cancro en la calle Camarones.


Luego de tomarle un par de fotos a Rosa - a las que accedió enseguida -, fuimos a la cocina. Allí lo primero que vi fue el vapor que salía de unas papas cortadas en cubos. Giré mi mirada hacia la izquierda y ahí estaba. Pollo a la portuguesa, en dos fuentes, para que sobre y nunca falte.

Pollo a la portuguesa

La receta original del pollo a la portuguesa no la conseguí. En realidad, ni se la pedí. En este caso, la receta de la felicidad está en los párrafos anteriores.


Bueno, para no dejarlos con hambre, me animo a dar el paso de mi receta.


Paso a paso de la receta


1. Cortar morrones y zanahorias en tiritas, cebollas en pluma y ajo en cubitos. Trozar los pollos en cuartos.


2. En una olla, sellar el pollo. Retirar, salar y reservar. Volver a calentar la olla y agregar aceite neutro. Incorporar los vegetales, salar, mover y sudar hasta que estén tiernos. Desglasar con vino blanco.


3. Cuando evapore el alcohol, poner el pollo, puré de tomate y caldo de verduras caliente, a ojo. Una vez que hierva, bajar el fuego y cocinar unos cuarenta minutos hasta que el pollo esté tierno.


4. Servir con papas en cubos hervidas o al horno.

Pollo a la portuguesa


118 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page